EPITONIIDAE



Pequeño epitonido de tan solo 7 mm y 3 y 1/2 vueltas de protoconcha, procedente de detrito del Cabo de Palos que, inicialmente considere como juvenil de E. communis pero que, tras revisar en la colección encontré otros ejemplares y al compararlos con juveniles de commune se aprecian importantes diferencias lo que hacen pensar en una especie diferente.



    Familia EPITONIIDAE

 
  Cerca de 60 especies de la familia son consideradas por CLEMAM presentes actualmente en el Mediterráneo. En la cuenca occidental aparecen un buen numero de especies pertenecientes a varios géneros, pudiéndose considerar el Mar de Alborán como muy rico en especies, aproximadamente 22 (PEÑAS ET AL.), por la influencia atlántica, disminuyendo el numero de especies hacia el Golfo de León. 

  El Levante español se podría considerar como una zona de transición, en la que las características de sus aguas, temperatura y salinidad, favorecen la presencia de entre 12 y 15 especies. Posiblemente este grupo de moluscos agrupan a las especies más espectaculares y bellas (o.p.) del Mediterráneo. 

    En el Mar Menor no aparece ninguna especie de la familia.

    Los géneros Epitonium, Acirsa, Opalia, Gyroscala y Cirsotrema están presentes casi con continuidad en la zona entre el Golfo de Mazarrón y el Cabo Roig, continuando seguramente hasta el Golfo de Valencia.

    La mayoría de Epitoniidae son parásitos-depredadores de corales y anémonas, tienen un crecimiento muy rápido y son protoandricos (cambian de macho a hembra)
 
G. lamellosum vivo de La Manga


 genero Epitonium

 Epitonium algerianum Weinkauff, 1866 Especie presente en El Cabo de Palos y
 La Manga, que no resulta fácil de localizar, seguramente por su pequeña dimensión y por su hábitat en el "coraligeno" (prof +20 m.). Los ejemplares recogidos son de pequeña dimensión, aunque la especie puede alcanzar 15 mm, el de la fotografía proviene del detrito explayado de La manga y su dimensión es de solo 2,5 mm, mientras que el ejemplar del Capo Corso (no a escala), en Corcega es casi el doble. La protoconcha como se aprecia es multispiral (más de cuatro vueltas)





recreación de E.algerianum en su hábitat natural


Epitonium clathratulum Kanmacher, 1798. Especie poco habitual (posiblemente no rara ), pero con hábitat más profundo que pulchellum y que, seguramente, estará presente en  toda la zona, aunque ha sido encontrada por el autor únicamente en el Cabo de Palos y la Manga (en detrito).
Algunos autores la consideran una mera forma de pulchellum, de la que se diferencia en menor numero de vueltas, menos globosas, más solida en general y con un menor numero de lamelas.
Los ejemplares mostrados son de 3 y 7 mm de La Manga donde seguramente aparece en el coralígeno junto con algerianum.








Epitonium commune Lamarck, 1822. Frecuente en toda la zona aunque no tanto como Gyroscala lamellosa, y generalmente en La Manga más pequeña, aunque también aparecen grandes ejemplares de más de 30mm. El hábitat es similar pero por lo general donde están presentes colonias de lamellosum no aparece commune y viceversa. Las formas son rechonchas o alargadas y la  coloración varia desde el pálido, marrón hasta raros especímenes de fuerte color violáceo de La manga y Cabo de palos como el mostrado. También aparecen ejemplares muy claros casi blancos como el que se muestra de Málaga. En la zona de Alborán E. commune es posiblemente más abundante que G. lamellosa




E. commune de La Manga, 20-25 mm

Las formas A y B (5-9 mm), mostradas a continuación ambas de La Manga, obtenidas en detrito, podrían ser juveniles de esta especie o bien pertenecer a otra. La forma B recuerda a E. cantrainei rara especie de profundidad que seguramente estará en la zona




Tanto la forma A (5 mm) y especialmente la B (7 mm), en la figura superior, no se corresponden en mi opinión con juveniles de esta especie. En primer lugar, el numero de vueltas de B , siete sin contar la protoconcha de 3 1/2 vueltas, indica que se trata de un ejemplar no juvenil. A continuación se muestran a escala; un juvenil de E. commune con seis  vueltas en un tamaño de 12 mm del C. Roig, comparado con el espécimen B. Como se puede apreciar en B, la estructura de "lamellas" es diferente y las propias lamellas son mas altas delicadas, sin llegar a ser puntiagudas (como en E. cantraine) son elevadas hacia la sutura. Las vueltas carecen de ombligo como en E. commune y la apertura muestra un labro diferente de E. commune, picudo en ambos extremos. Además la protoconcha de todos los especímenes es más pequeña que en commune.





A continuación muestro esta forma B con otros ejemplares de mi colección -de menor dimensión-, que podría ser de la misma especie, al ultimo del C. Palos le falta la protoconcha.



    Tampoco es posible su confusión con una especie presente en la zona -muy rara- E. jolyi o con juveniles de otras especies que también mostramos a continuación.







En la figura de abajo se muestran tres ejemplares del Epitonium sp comparados con un juvenil de tamaño similar de E. commune.donde se aprecia -aunque tiene la protoconcha desgastada-, el mayor tamaño de esta y las características de las costillas.Los ejemplares de Epitonium sp. son más frágiles y transparentes. Como ya se ha mencionado, las costillas son más finas y elevadas que en E. clathrus. La teleconcha tiene entre 5 y 7 vueltas según los ejemplares obtenidos y la protoconcha más de tres y media vueltas





Seguramente no estaremos ante una especie nueva o no descrita, y como nos adelanto amablemente A. Peñas, -aunque con ciertas dudas que más adelante se intentara dilucidar con un análisis de la protoconcha en el Microscopio Electrónico de Barrido y comparándola con la de E. clathrus-,  quizás se traten de juveniles de E. clathrus. No obstante, algunas características de las costillas; muy estrechas, finas y elevadas así como prácticamente ausencia de ombligo en las vueltas junto con un detalle importante, todas los ejemplares son muy frágiles, algunos trasparentes, algo que los hace algo diferentes con los juveniles de E. clathrus.
  Dedico esta curiosa especie o variedad del común E. clathrus como Epitonium clathrus juliae a mi mujer Julia.






Epitonium candidissimun Monterosato, 1877. Hace unos años, en detrito proveniente de la zona de La Azohía en el Golfo de Mazarrón, frente a profundidades de más de 1.000 m., apareció un fragmento de lo que considero, podría ser, E. candidissimun.
    Lo que muestro a continuación es el ejemplar reconstruido gráficamente en el que son autenticas las dos ultimas vueltas que estaban en buen estado. El fragmento esta con incrustaciones de arena que indicarían una situación de enterramiento o un estado semi-fósil.   



  

E. pulchellum Bivona, 1832. Especie frecuente, aunque no abundante.
El hábitat es preferentemente anémonas (A. sulcata), a muy poca profundidad, en aguas limpias y medianamente batidas, aunque es difícil de localizar vivo.  En el Cabo de Palos  aparece con mayor frecuencia así como en el área del Mojón  aunque se recogen ejemplares muertos en el detrito en toda la zona. La protoconcha es multispiral lo que indica una amplia distribución que seguramente abarca a todo el Mediterráneo. Es una de las especies más bonitas, cuando se encuentran grandes ejemplares como ocurre en El Mojón es una verdadera satisfacción. De esta zona he podido ver un fragmentos que podrían pertenecer a ejemplares de más de 20 mm.






















 
E. turtonis Turton, 1819  El más grande Epitonium del Mediterráneo es E. turtonis Turton, 1819 especie presente de forma discontinua en toda la costa mediterránea española. En nuestra zona esta presente en todas las localidades desde C.Roig hasta el Golfo de Mazarrón. Ejemplares mayores de 50 mm aparecen en el Delta del Ebro. Estos se diferencian del tipo por una coloración más clara, la mayor talla y las lamelas más altas y gruesas especialmente en la sutura (algunos autores consideran que existen dos especies diferentes Epitonium tenuicostatum con las lamelas más delicadas y el verdadero turtonis que sería el más grande y robusto, en mi opinión se trata de ejemplares más o menos desarrollados en función de las condiciones o dureza de su hábitat).









En el Cabo Roig no es frecuente pero de vez en cuando aparecen ejemplares como este









genero Gyroscala





Gyroscala lamellosa LAMARCK,1822 es seguramente la especie más frecuente de la familia. Aparece con regularidad en fondos de arena y roca en las cercanías de colonias de Anemona sulcata. En la primavera y principios de verano es cuando se le puede observar.
En la zona, seguramente por su abundancia, aparecen ejemplares teratologicos como los ilustrados. En lamellosum (al igual que la mayoría de los Epitonidae), la formación de las lamellas es primero recreciendo luego el molusco la parte lisa de la vuelta, en ocasiones se producen fenómenos como los que se muestran en la figura: los dos de en medio de La Manga han tenido problemas con el desarrollo de las lamellas y el recrecimiento. El ultimo mostrado en la figura, ejemplar de la zona de Mazarrón y Águilas (Murcia), muestra en las primeras vueltas un desarrollo lamelar muy denso que luego corrige.
  Es una especie de desarrollo plancktotrofico y cosmopolita en todos los mares templados del planeta.





La Gyroscala lamellosa tiene un depredador formal en los fondos arenosos donde ambos viven. Se trata de Natica dillwynii Payraudeau, 1826 que como se observa en la figuras tiene una mayor velocidad de movimientos Gyroscala lenta y parsimoniosa unicamente puede optar por enterrarse, cosa que en esta ocasión consiguió con cierta ayuda.


Secuencia de fotos tomadas en 2008 en agosto en aguas del Cabo Roig a 0,5 m de profundidad




  genero Acirsa





Acirsa subdecussata CANTRAINE, 1835. Especie con un hábitat más profundo que muchos de sus congéneres. Es una especie atlántica que ha penetrado en el Mediterráneo occidental siendo más frecuente en el Mar de Alboran, Almería y menos en la Bahía de Mazarrón. Se tiene conocimiento de presencia de ejemplares en el Cabo de San Antonio y según cita reciente (Peñas ET AL) su rango llegaría hasta las costas catalanas.
El hábitat esta asociada a corales de profundidad en fango.






  genero Opalia
  

Opalia crenata Linnaeus, 1758. Es la única especie del género Opalia que he podido recolectar en estos años. Opalia hellenica Forbes, 1844 según algunos autores estaría también presente en la zona aunque no la he podido obtener.
 O. crenata muestra una frecuencia menor que E. commune y G. lamellosum, si bien es frecuente entre anémonas. En La Manga aparecen grandes ejemplares de más de 20 mm. Esta especie es de procedencia atlántica (fauna Senegalesa). En los especímenes de Mazarrón mostrados obtenidos vivos se puede apreciar la formación de "purpura" como en algunos muricidos del Mediterráneo.



Especimen del C. Roig entre anémona sulcata





 
  genero Cirsotrema 
  



En el Mediterráneo aparece una única especie del genero Cirsotrema se trata de Cirsotrema Cochlea Sowerby G.B. II, 1844, especie de distribución atlántica y propia de aguas cálidas.Es más frecuente en el mar de Alborán, en la zona del Cabo de Palos aparece de forma esporádica con limite norte hasta el Golfo de Valencia (Oliver Baldovi, 2007)


E. dendrophylliae  deep water


   Para finalizar quiero indicar que en mi opinión la relación de especies indicada se debe de tomar como aproximada y es posible que estén presentes algunas más de hábitat más profundo y raras, como E. jolyilinctum o dendrophylliae, asociadas a corales de profundidad y al "coraligeno", ambientes poco explorados en la zona. Se agradecería cualquier información al respecto.





TABLA




No comments: